miércoles, 7 de abril de 2010

…una vuelta detrás de otra



Pasaba una y otra vez por encima de ella, no paraba, hacía tanto tiempo que la conocía que le había cogido cariño, en alguna ocasión que otra, llegó a pensar que era amor lo que sentía, idea que volaba de su mente de forma acelerada cuando la realidad aplastante caía sobre su tiempo.

- Vivimos juntas bajo una misma esfera y ni si quiera te has parado un momento a conversar conmigo -le comentó un día armada de valor-.
- Lo siento, de verdad que lo siento. Mi cometido es dar vueltas, una detrás de otra y en el mismo espacio de tiempo y te aseguro que me gustaría pararme un poco, pero no quiero.
- No entiendo nada, te gustaría parar, pero no quieres, eso me suena a incongruencia, ¿no crees?
- Llámalo como quieras, tengo razones más que suficientes para no parar. Algún día comprenderás el sentido que motivan este ritmo de vida.
- ¿Razones?, pero si te vas a volver loca, ni el pulso de la muñeca va tan deprisa como tú. Si fueses a mi ritmo podríamos compartir una y mil cosas. Cogidas de la mano nos pasearíamos, más relajadamente, delante de nuestro jefe.
- Sabes que eso no es verdad. En el momento que paremos nuestro jefe pasará por encima de nosotras, como pasa por encima de todo el mundo.
- Ya mujer, pero nosotras somos aliadas de él, marcamos el ritmo para que nadie se pierda.
- Llevas razón, pero no somos imprescindibles. Pasará de forma parsimoniosa y nos pondrá a cada uno en nuestro sitio, eso te lo puedo asegurar.
- Tendré que darte la razón, de nosotras depende nuestra existencia, nada ni nadie latirá para que sigamos girando.
- Así es, por lo tanto, si quieres que siga pasando por encima tuya no dejes de seguirme.
- Vale, no dejaré de seguirte, pero dame un sólo motivo que me llene de ilusión.
- El motivo eres tú, siempre tú. Si parase en este preciso instante tus minutos dejarían de correr y las horas caerían muertas.



25 comentarios:

angelitos dijo...

Lola te doi la razón en una cosa,el tiempo pone todo en su lugar y a todos en su lugar,no se escapa ni el gato.
Tu ya sabes que eso le pasa hasta a Santa Marta.
Que Santa Marta no pasa "llega".jajaja.
Besos de los gordos.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Hola Lol.
Ay que bonito está.
Es un relato, todo un cuento de algo que solo a tu imaginación se le podía ocurrir. Bien.
De vez en cuando es rico el ejercicio de crear desde los detalles, desde aquello a lo que no le prestamos muchas veces antención, como las manecillas del reloj.
Un abrazo fuerte cariño, cuidate mucho sí.
Besos y abrazos.

Mary dijo...

Primero te digo que me quito el sombrero,creo que es una de tus mejores entradas publicadas en este blog,GENIAL,GENIAL, GENIAL¡¡!!

Segundo te digo que hay muchos momentos en nuestras vidas que no quisieramos que esas manecillas girarán.

Y tercero te pregunto,si esas manecillas paran,¿cuando nos volveriamos a ver tu y yo ?no lo quiero ni pensar.

Un besazo enorme¡!

salmorelli dijo...

“…Y la miro…y absorta en su soledad más meditada, observa el techo como si se tratara del firmamento que día a día, a plena luz del sol, gira en torno a ella. Presiento su susurro más íntimo en una conversación cargada de emoción…cargada de intensa espera en busca de respuestas. Yo, creo pasar desapercibido para el centro de su sentir, no puedo hacer nada. Soy uno más en esa triste y rutinaria oficina que gira y gira sin mayor sentido. Pero, no. ¿Acaso no me ves? , estoy aquí. Siempre estuve aquí. Bajo ese techo con el que hablas, bajo ese rotar de aspas inertes que a compás marcan nuestro tiempo.

Ese tiempo que es vital. ¿Pero, de verdad no me ves? Se que te contaron, que te cuentan y que seguirán contando cosas de mí imposibles de creer. Se que no puedo parar el tiempo para ti, y que prefieres conservarme en la mesa de al lado de esa oficina triste y rutinaria. Ahí, observado ralentizado tú comportar diario, pero siempre ahí.

O quizás no pase tan desapercibido como creo. Pero, ambos sabemos que no puedo ayudarte a parar el tiempo, o quizás sí. Tú has sabido pararlo para mí en varias ocasiones. ¿Y si es así? , quizás lo pare yo alguna vez para ti. ¿Es posible, que por un solo instante dejaras de mirar ese giro de aspas inertes de la triste y rutinaria oficina para mirar a mi mesa? Quizás… Lástima que la vida me castigara sin darme la ocasión de enamorarte…”

Mary dijo...

Lola,te lo pido por favor,recogele el guante al Maestro, sigue la historia hareis felices a muchos seguidores.

PORFIIIIIIIIIII ¡¡!!

Mercedes Pión dijo...

Jiji que bella entrada!

sueños dijo...

Jolin, al leer sus notas pensadas en alto, me doy cuenta mi embriagadora amiga de que esta deseosa por parar ese tiempo que le astía y deprime. como sugerencia le recomiendo un cambio de aires, porque es muy triste su reflexion

RADIO MONTELLANO dijo...

Lolita, es muy bonito lo que has escrito, pero también es tremendamente triste. A pesar de que tu estado anímico te empuje a escribir estas cosas, deberías hacer un esfuerzo por escribir cosas alegres y positivas, porque tú no eres la que reflejas en tus escritos... Tú eres súper-positiva, vitalista, alegre y soñadora... Dale una oportunidad a esa Lola que tienes escondida, verás qué aquello que escriba te servirá de terapia. Las cosas se ven de otra manera desde la positividad ¿ok? Besillos, chochona...

Lola dijo...

Angelitos, "no pasa, llega", así es. El tiempo fiel amigo de todos los mortales...

Un beso mu grande, nos vemos en la pará.

Lola dijo...

Querida Nat, reflejo en esas manecillas el diálogo mudo de parejas incomprendidas, sometidas a un tiempo que llegará a agotarse.

Gracias por tus letras, un beso enorme desde la ciudad de los sueños.

Cuídate mucho!!!

Lola dijo...

Madrina, me has sacado los colores... Primero te doy las gracias por estar siempre ahí, segundo disfrutemos de ese tiempo que no podemos parar y tercero que las manecillas que nos unen no se van a parar, así que ni lo pienses.

Un abrazo con calidad de beso

Lola dijo...

Mercedes bienvenida a este pequeño rincón. Muchas gracias por tu comentario y me alegro de que te gustara.
Aquí tienes tu casa.

Un saludo

Lola dijo...

Sueños, mi intención no es parar el tiempo, lo único que me atormenta es que lo esté perdiendo, simplemente.
Los aires serán cambiados cuando llegue su turno.

Gracias por tu comentario, un saludo.

Lola dijo...

Querida Directora, en principio muchas gracias por tus palabras. Puede que lleves razón, pero cuando el cielo está gris es muy complicado comprar pintura azul...No obstante lo intentaré y llenaré mi acuarela de colores alegres y vivos.

Un abrazo sincero.

Mary dijo...

Lola, primero decirte que creo que has pasado un comentario por alto,repasatelos todos otra vez porfi¡!....y segundo,yo sé donde regalan con mucho gusto pintura color azul PARA TÍ,si la necesitas,sabes donde encargarla.YO TE LA MANDO :)

Un abrazo enorrrrrrrrrme.

jhony dijo...

es importante saber que todo tiene su razon de ser....un motivo ....como nosotros ,como la vida.

Coquito dijo...

Lola querida, precioso escrito, mas que triste me puso melancolico, admiro la magia de esta entrada,no tengo quizas la facilidad de palabras de tus colegas pero solo te expreso lo que siento ahora, con mis palabras... ah, gracias x la visita...besos...

Kimbertrancanut dijo...

Charla de las guardianas del tiempo, todo creado por el hombre: reloj y tiempo...creo que nosotros somos las manecillas de otros poderosos que nos manipulan a su antojo...Muy bien escrito e imaginado, amiga mía...Abrazos sin tiempo ni espacio...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo

Lola dijo...

Jhony, es cierto que todo tiene un motivo o razón de ser, y para los mortales no hay nada más preciado que el nuevo día, así que cada segundo tiene que ser aprovechado al máximo...

Un abrazo

Lola dijo...

Querido amigo que compartes conmigo la ciudad de los sueños, la facilidad se tiene en el corazón, así que tus palabras siempre serán bellas y tus manos siempre crearan de forma maravillosa.

Mil gracias por todo, un abrazo.

Lola dijo...

Kim, muchas gracias por tus palabras. Somos manecillas para algunos y cuerda para otros... lo más importante es vivir el máximo de nuestro tiempo como nosotros consideremos mejor.

Sin espacio ni tiempo me quedo con tus abrazos.

Lola dijo...

La Sonrisa de Hiperión, gracias por tu visita y por tus alagadoras palabras.

Estás en tu casa...

Un abrazo

Jose Joel Rios dijo...

Gracias Lola por recordarnos las pericias del tiempo. Nos hace humanos a muchos, pero no tan de prisa mujer.
Saludos cordiales.

Jose Joel.

Lola dijo...

Jose gracias a ti por dejar tus palabras en este pequeño rincón. El tiempo algunas veces desespera y otras vuela...

Un abrazo