sábado, 5 de octubre de 2013

¡Te quiero mucho preciosa!


Un año más para decirte que te quiero. Una nueva oprtunidad para regalarte lo que mi corazón escribe para ti. Una razón importante para expresar lo que siento; ¡tu cuarto cumpleaños, Clara! 

Me cuesta no emocionarme a la hora de dirigirme a ti, es tanto el cariño y tanto el amor que te tengo que el enternecimiento se hace inevitable. ¡Ni te imaginas la maravilla que ha significado tu existencia en mi vida! 

Cada año me gusta dejarte un mensajito en este rincón para que, cuando sepas leer, lo hagas tuyo y, si quieres, lo tengas en cuenta. Pues bien, hace unos días, estando contigo en el parque, conseguiste algo que llevabas un tiempo intentando, balancearte sin ayuda en el columpio de mayores. ¡Todo un logro, cariño! tu constancia y tu empeño te han premiado y has conseguido ser un poquito más independiente.

Me gustó cuando me comentaste que había sido tu amiga Blanca la que te había enseñado. Claruki, es muy importante reconocer la ayuda y el servicio que nos prestan las personas que nos rodean. Hay que ser humilde en esta vida y tener en cuenta que para llegar lejos no se puede ir sola. 
Otra cosa que me encantó es ver como intentabas enseñar a tu amiga María lo que tú ya habías aprendido. Quedarse con la información y no pasarla a los demás no sirve para nada. En esta vida hay que enseñar lo que sabemos, adquirir nuevos conocimientos y seguir avanzando.

Cariño, en la mayoría de los casos, necesitarás la ayuda de tu familia, de tus amigos, de tus maestros, etc. para coger impulso, solo quiero que tengas en cuenta que cuando consigas las metas que te propongas no te olvides de esas personas que, en cierta medida, te ayudaron a conseguirlas. ¡Siempre los pies en el suelo!

Ver como sonreías a la vez que tu columpio se elevaba con fuerzas fue el mejor momento de aquella tarde en el parque contigo. Aquí me tienes para ayudarte a coger impulso, para enseñarte lo que sé y para que me enseñes todo lo que sabes.

¡Te quiero mucho pequeña! ¡FELICIDADES!

Tu felicidad me hace muy feliz ;)

viernes, 30 de agosto de 2013

Impaciente, nerviosa, feliz...


Me hallo aquí, impaciente, nerviosa, feliz... Decido escribir estas líneas para calmar un poco el ansia de cruzar mi mirada con la tuya. Llegado ese momento me sentiré protagonista principal de aquella frase que Bécquer nos dejó de regalo "El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada", mírame al verme y sentirás que mis besos se agolpan en mis pupilas...

Ni el propio Shakespeare podría describir, a modo de verso, este momento que, desde que te fuiste, guardo para ti... "Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras" Las palabras se harán hechos y celebraremos por todo lo alto el tiempo de espera...

Y claro, con este paréntesis veraniego sin cruzar miradas-besos, no he dejado de pensarte ni de sentirte, por lo tanto me sumerjo en la frase de Borges y siento que "Uno (en este caso una) está enamorado (a) cuando se da cuenta de que otra persona es única"...

El tren está a punto de llegar a su destino, estación "Mis brazos"...te espero como al principio, impaciente, nerviosa y feliz... "En un beso, sabrás todo lo que he callado" regalo de Neruda que yo me encargaré de hacerlo realidad!

                                                                                                                                                      ILY ;)


jueves, 6 de junio de 2013

La sencillez de lo excepcional



La sencillez de tus pasos marcaron el camino hacia el infinito y más allá. Cierro los ojos y en lo más profundo de mi calma aparece la frase que un día leí y que siempre quise que se posara en mi vida "siempre existe en el mundo una persona que espera a otra" Sorprendente, pero cierto, ¿me esperabas? ¿te esperaba?

La sencillez de tus palabras iniciaron conversaciones de interés superior. Abro los ojos y te veo frente a mí, regalándome esos momentos que ni soñando los hubiera imaginado. Sorprendente, pero cierto, no calles los sentimientos que del corazón salen.


La sencillez de tus miradas tornaron de azul el paisaje que ante mí se postraba. Cierro mi mano y guardo con cuidado la tuya entre mis dedos, no te sueltes, no hay fuerza más grande que la de dos corazones latiendo al mismo ritmo. Sorprendente, pero cierto, el amor todo lo puede "ya sea en medio del desierto o en medio de una gran ciudad".  

                                                                                                                        ILY                        

viernes, 15 de febrero de 2013

No seré yo...




No seré yo quien le tape la boca al amor, ¡yo no! Tampoco correrá de mi cargo frenar la ilusión, que va, que va, ni pensarlo ni imaginarlo, ¿quién soy yo para tomar esa decisión?

No seré yo la que se siente de espaldas al corazón. Me importan tres pepinos mi cabeza y su razón, o mejor dicho, la razón de aquellos que imponen leyes sin juicio ni perdón, reflejando en sus escritos su tremenda frustración.

No seré yo la que huya de la opinión por hacer con mis sueños un mundo de color. Me gusta sentirme libre y sentir que soy yo, la que vive intensamente el papel que se me dio.

No seré yo la que siga tu guión, ¡eso si que no! en mi vida, la protagonista soy yo, para actrices de relleno no estoy a tu disposición.

Seré yo la novia del amor, la amante de la pasión, del cariño la devoción, de mi vida mi razón, del recuerdo aquel olor, de mi sonrisa una explicación y de tu besos mi perdición...


A compi y amiga Mª José Carrillo, por regalarnos cada día mil sonrisas