viernes, 27 de marzo de 2009

Vale equivocarse...


No nos equivoquemos que cada persona es fiel espejo de lo que ha sido antes, las experiencias son todas válidas para actuar de una forma u otra.

No dejamos de nacer, de descubrir comportamientos nuevos, de aprender de las circunstancias. Esto nos lleva a la continua transformación a la que estamos sometidos, no paramos de moldearnos, de equivocarnos una y otra vez, para de nuevo salir a flote.


Me gustaría compartir con vosotros las siguientes líneas;


"Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado,

si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.

Porque después de todo he comprendido
por lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado".

Francisco Luis Bernárdez