lunes, 7 de septiembre de 2009

La piel del alma

¿Qué te envuelve alma?,
¿de qué te hicieron?,
¿visible o invisible?,
¿fuerte o débil?

El abrazo te conmueve,
el beso te apasiona,
la caricia te impresiona
y la desgracia te descompone.

¿Dónde vives?,
¿estás en todos los cuerpos?,
¿hay gente sin alma?
y, ¿alma sin gente?

Me dueles, ¿eres tú o soy yo?
te desnudas sin pedírtelo,
te entristeces sin razón y con ella,
te ríes ante la sonrisa del payaso
y la nostalgia se adueña de tu vacío.

Tu piel, alma, tu piel,
fuerte y débil a la vez,
se endurece con los años,
pero nunca dejas de crecer.