jueves, 6 de junio de 2013

La sencillez de lo excepcional



La sencillez de tus pasos marcaron el camino hacia el infinito y más allá. Cierro los ojos y en lo más profundo de mi calma aparece la frase que un día leí y que siempre quise que se posara en mi vida "siempre existe en el mundo una persona que espera a otra" Sorprendente, pero cierto, ¿me esperabas? ¿te esperaba?

La sencillez de tus palabras iniciaron conversaciones de interés superior. Abro los ojos y te veo frente a mí, regalándome esos momentos que ni soñando los hubiera imaginado. Sorprendente, pero cierto, no calles los sentimientos que del corazón salen.


La sencillez de tus miradas tornaron de azul el paisaje que ante mí se postraba. Cierro mi mano y guardo con cuidado la tuya entre mis dedos, no te sueltes, no hay fuerza más grande que la de dos corazones latiendo al mismo ritmo. Sorprendente, pero cierto, el amor todo lo puede "ya sea en medio del desierto o en medio de una gran ciudad".  

                                                                                                                        ILY