viernes, 5 de octubre de 2012

Quererte, mi mayor fortuna!



¡Felicidades, preciosa!

Un añito más, la vida me regala la oportunidad de dirigirme a ti para felicitarte en el día de tu cumple, así cuando sepas leer podrás ver todas las palabras que, cada año, he ido enlazado para ti a modo de regalo.
Como verás no es un regalo de una cantidad "tal" o de una marca "cual". Ese tipo de regalos hacen ilusión y también son importantes, pero también son perecederos, por lo tanto, a parte de regalarte algo material, quiero que quede constancia, a través de estas líneas, de algo que quiero contarte y que, si la vida me lo permite, intentaré de trasmitirte con el paso de los años.
Clara, quiero ser tu "agente de bolsa". Quiero enseñarte, día tras día, a invertir en valores, pero en Valores Humanos, esos que actualmente se están devaluando y que casi nadie usa. Hay que subir la confianza en ellos para que se conviertan en productos de primera necesidad y nos volvamos adictos!!!
Lo primero de todo es que seas consciente de que tú, como persona, ya tienes un gran Valor, para ti y para todas las personas que te queremos. Esto conlleva, a que eres una pieza importante e insustituible para el equilibrio de la humanidad, por ello tendrás que respetarte y respetar a los demás para que todo quede en armonía.
Con tu entrada en el cole irás descubriendo que cada uno de tus amiguitos y amiguitas son diferentes. Aunque la sociedad intente encasillarnos en patrones establecidos, poco a poco comprenderás, espero que así sea, que no hay un patrón universal de comportamiento, de sentimientos y de vida para todo el mundo. No somos máquinas y por lo tanto tenemos que mostrarnos tal como somos, sin más y sin menos.
Hay una frase que conozco que quiero que te la quedes “no ames al prójimo como a ti mismo, ámale como es”. Aprende a respetar las diferentes formas de vida.
Bueno cariño, no te entretengo más, gracias por estos tres años de felicidad que me has regalado con tus ocurrencias, juegos, alegría, imaginación y un largo etc. Deseo poder felicitarte muchos años más y seguir siendo tu "agente de bolsa"!!!
Y ahora que sabes contar en inglés, nunca olvides las palabras mágicas "I love you"

¡¡¡Muchas felicidades!!! 
Un besazo enorme de alguien que te adora!


jueves, 6 de septiembre de 2012

...el sabor de la bienvenida





¿Qué tendrá ese momento que tanta cosquilla genera? ¿qué tendrá ese espacio de tiempo que tan larga hace la espera? ¿qué tendrá ese reloj que al mirarlo me desespera? corre más deprisa, hombre, que mi corazón se acelera!!!

Llegadas de puntos diferentes y diferentes llegadas de almas viajeras. Puertas que se abren y puertas que se cierran al calor de abrazos que esperan, ¿dónde estás? ¡¡¡que quiero sentirte cerca!!!

Sabor a ilusión de besos que guardé para tus labios. Sabor a colección de sonrisas que quiero enredar sin tregua. Sabor a caricias eternas que mecerán las mareas. Sabor a miradas furtivas cuando el mundo ni se entera...

Dame esa maleta que la llenaré de sueños que, sin tenerte cerca, contigo he soñado para que realidad se hicieran!!!

Welcome into my dream!!! ILY

lunes, 3 de septiembre de 2012

Dieciséis millones de segundos...






Un segundo, dos, quizás tres...dieciséis millones...más uno, más dos, más tres...

Desde aquel momento colecciono el tiempo que paso a tu lado. Guardo recortes de sonrisas, risas y carcajadas; recuerdos de kilómetros en busca de un castillo, de una casa abandonada y de una historia por contar; adrenalina saltando al vacío y locuras varias (venciendo al miedo...); imágenes de caminos, horizontes y paisajes que sólo las ganas de ver pueden crearlos; ilusión en las pupilas y brillo en la sonrisa; latidos acelerados pasando de 0 a 1.000 en milésimas de segundos; los buenos días a las dos de la tarde y el almuerzo-merienda de un sábado cualquiera...

Nunca me gustaron los números, pero resulta curioso que cada instante desde el primero me llena de felicidad y deseos de seguir sumando... ILY!!!

1+1=2
1+1=2
1+1=2

...y así sucesivamente!!!

viernes, 31 de agosto de 2012

Las llaves


                                                                                   Foto. Millye San Ivi



Llegó sobre las dos de la madrugada y enjuagó aquellos besos que llevaban la firma de Judas. Besos dormidos al amparo de un cariño que nunca existió y que se vestían de colores al llegar el ansiado fin de semana para tornarse de gris cuando la madrugada del lunes abría sus puertas a la rutina…

-Que fácil es ver cuando alguien no te quiere, pero que complicado es reconocerlo-, se decía mirándose en el espejo de la decepción y limpiándose los surcos negros que las lágrimas habían hecho del rimel que, horas antes había perfilado con deseos de sentirse amada.

De repente, sonó el timbre y, sorprendida, bajó para ver quien podría llamar a esas horas, no esperaba a nadie y no había posibilidad alguna de que aquel amor la sorprendiera.
¿Quién será?, se preguntaba mientras apresuraba su marcha por las escaleras, con las sandalias sin abrochar y ajustándose el cinturón que abrazaba su talle.
Se habrán equivocado-, pensaba con incertidumbre al andar el pasillo que la llevaba hasta el dintel de aquella puerta que, por descuido, no cerró.
Cuando llegó quedó perpleja al ver que sus miles de cosas en la cabeza habían hecho que la puerta quedase a merced de la vida nocturna, un escalofrío recorrió todo su cuerpo y se puso a temblar.

Al otro lado, una señora elegante y peinando canas estaba postrada en el escalón de la calle con la idea de que la invitase a entrar, tras unos segundo de cortesía, la miró fijamente pidiéndole, con sonrisa afable, aquella invitación que no había llegado de una sorprendida muchacha de alma débil y de corazón inmenso.

Hace días que veo tu puerta abierta, pero con tantos quehaceres, no he podido venir a contarte algo que quiero que sepas. Quizás no me conozcas o quizás sí, o quizás tu edad no cumpla los años suficiente para saber de mí, pero quiero que te tranquilices y me regales unos minutos de tu vida y algo de confianza.

Algo más calmada y con voz débil, le dijo que pasara y que se acomodara en uno de los sillones, estampado con rayas de tonos verdosos que adornaban su salón, era un simple adorno porque desde hacía tiempo nadie lo había desgastado ni siquiera un poco.

Dígame usted, ¿qué es eso que quieres contarme? y ¿a estás horas? Me he asustado cuando sonó el timbre y aún más cuando al llegar he visto la puerta abierta, sinceramente, no sé donde tengo la cabeza últimamente, creo que me falta poco para perderla…

Le ofreció un poco de vino y juntas comenzaron aquella conversación que intrigaba sus pensamientos.

Como te he dicho antes, hace tiempo que tu puerta queda abierta cada noche. Quizás por descuido o quizás porque no tienes las llaves.
Eso no puede ser, -replicó algo dudosa, buscándose entre los bolsillos la muestra de que sí tenía llaves, pero no las encontró- puede ser que las guardaras en el bolso, o…

Puede ser lo que sea, -cortó la señora las excusas de Blanca- pero te digo que hace tiempo no queda cerrada la puerta de tu casa ¿esperas a alguien, quizás?

Negó con la cabeza aquella pregunta que le hizo temblar su corazón. No, no espero a nadie y teniendo la puerta abierta, como dice usted que la tengo, me siento encerrada…

Eso no puede ser, Blanca, no puedes sentirte presa en el lugar donde más libre tienes que sentirte.

Tomó la señora la botella de vino para servirle un poco más y comenzó a llenar la copa hasta que el vino rebosó y rebosó. Blanca con cara de confusión le pidió que parara, que no le sirviera más que se estaba derramando todo.

Así es, todo se está derramando, pero hasta que no vacíes todo lo que llevas dentro, ni tú ni nadie podrá servirte una copa nueva con aromas diferentes.
Es hora de que busques las llaves de esa puerta y te hagas dueña de ellas. Eres tú la encargada de abrir y cerrar cuando quieras y a quien quieras y no dejarla descuidada para que cualquier persona pueda entrar y haga contigo lo que le dé la gana.

¿Sabes? mientras tengas las llaves de tu vida, esté la puerta abierta o cerrada nunca estarás encerrada.

Tomó el último sorbo de vino y con un gesto de cariño se fue dejando una nota sobre la mesa en la cual ponía su nombre.

Firmado: LA EXPERIENCIA!


Relato presentado en el IV Encuentro Literario Internacional "Letras de la Posada" 
http://elalbumdefotosdepipo.blogspot.com.es/2012/08/iv-encuentro-literario-internacional.html







jueves, 26 de julio de 2012

Un empujoncito...





¿Un empujoncito? anda yaaaaaaaa!!! si yo contigo soy capaz de tirarme desde el Teide, bueno... desde el Teide lo mismo quizás no (ya sabes que aquí sembramos la exageración), pero de la cama me tiro a por lo que haga falta o me tiras tú, que tampoco es algo raro ni descabellado...jejeje

Un empujoncito le daba yo a quien nunca soñó con los ojos abiertos y durmió sin sueños que cumplir, o a quien nunca supo lo que hacer con la realidad que besaba sus labios e hizo lo que la sociedad le ofreció en bandeja de plata caducado por la apariencia.

Otro empujoncito a quienes dejan en manos de los demás la solución de problemillas que nunca serán resueltos, o a quienes no saben entender-superar las bromas que la vida da y se sientan en el drama para hacer de las lágrimas su filosofía de vida.

Uno más a quien dejó de sentir el niño que llevaba dentro y paró de jugar por no hacer el ridículo, lástima! O a quien dejó estancada la energía positiva y decidió desfallecer a la hora de alcanzar metas e ideales.

Le daría otro a quien nunca sintió el abrazo del amor y se justifica diciendo que "el amor no existe", como dicen en mi pueblo "no ni ná", y ya puesta le doy otro, a quien nunca se ha querido, a quien reconoce que nunca se equivoca, a quien no agradece el nuevo día, a quien juzga con la única intención de hacer daño, a quien el respeto se lo pasa por el arco del triunfo, a quien se avergüenza de ser como es, y otro más, a quien mata por ideales, a quien no razona porque no le da la gana, a quien valora a sus semejantes por estereotipos sociales o por el material que posee, a quien nunca ríe porque sus dientes no son perfectos (una pena que no recuerde que nacemos sin dientes), a quien no se moja por no señalarse, a quien no sabe el valor de una amistad. ¿A quién más? Aaaahhhh, a quien no sabe valorar la luz de una mirada, a quien no intenta ser libre, a quien pasa de la vida y la malgasta pensando que será eterna, a quien no llora por temor a que lo vean (llora coño, perdón por la palabrota, que eso es bueno para limpiar la pena), a quien aparente ser fuerte sin sentido alguno...

Espero no dejarme ningún empujoncito detrás, si es así, pido perdón por aquellos que se me olvidaron y van sin empujoncito dado...

A ti te daba yo otra cosita, miarma!!!



lunes, 9 de julio de 2012

No sé...



                                                                                           Foto: JdeBC

Me he despertado con sed de seguir tus pasos y soñar tras de ti, no sé, necesito respirarte...¿Puede ser? Róbame el tiempo, quédate con mis horas y desnuda mis segundos, no sé, sonríeme sobre las manillas de este reloj que marca compases de felicidad...¿Quieres? Paséate por mis piernas y siente el abrazo de un amanecer que despierta a ritmo de besos, no sé, besos que ansían postrarse en tu corazón para arropar aquellos momentos de soledad...¿Subes? Mis manos susurran tu nombre recorriendo caricias eternas,no sé, déjate llevar...

                                                                                                                    Muak!!!


jueves, 5 de julio de 2012

Ahora!!!




Ahora que cambio palabras por besos, me pierdo en la timidez de una sonrisa que me lleva de la mano...
Ahora que respiro la serenidad de la calma, siento que el sentimiento se fragua...
Ahora que paseo sobre la orilla de un deseo, percibo que tus pasos son los míos en el mismo sentido...
Ahora que sueño sin cerrar los ojos, abiertos percibo que te tengo conmigo...
Ahora que camino descalza, siento que tus pisadas dejan la huella en mi camino...
Ahora que profeso la mejor versión de mi misma ,siento la fortuna de poder dar lo mejor que llevo dentro...

ILY ;)

martes, 14 de febrero de 2012

...sí existe!!!





Llega a mis manos esta bonita reflexión de una buena amiga, Irene Cornejo, que he querido compartir en este pequeño rincón.
Gracias, una vez más, por estar cerca de mí.

Un beso enorme!!!

"EL AMOR….

Es saber dar el espacio que la otra persona necesita.

Es no ser egoísta y desear lo mejor para la otra persona aunque no sea lo ideal para nosotros

Es pensar siempre en dos, sin esperar que la otra persona actúe y piense lo mismo que nosotros

Es respetar y si es posible querer no solo a la persona, sino a todo aquello que le rodeaba antes de tú llegar a su vida, porque sólo así será realmente feliz.

Es saber que la persona no es nuestra, no somos lo único que tiene en la vida, no nos puede dedicar el 100% de su tiempo, el 100% de su cariño, el 100% de su mente. Ni se lo debemos exigir a la otra persona, ni debemos darlo nosotros……el amor no es abandonarlo todo y dedicarme a una persona, es mucho mejor que todo eso, es tener todo lo que tenías y hacer todo lo que hacías, pero llena de la felicidad que te da estar enamorada.

Es no jugar con la persona que quieres ni dejar que nadie juegue contigo. El juego de dar celos, de hacerse la fuerte, de enfadarse sin motivos, de forzar los sentimientos y de no ponerte en el lugar del otro…es muy peligroso y siempre se te vuelve en contra.

Es respetar al otro y exigir que te respeten. La mentira, el engaño, las discusiones que terminan a gritos, los insultos y el sufrimiento continuo no forman parte del amor aunque muchos se empeñen. El amor sólo llega para hacerte más feliz de lo que eras antes, y si no así ¿de qué te vale?.

EN DEFINITIVA, comenzar una relación es apostar por un proyecto común sin fecha de caducidad definida, siempre que ese proyecto te haga ser mejor persona y más feliz en todos los sentidos de la vida. Hay que ser valiente para empezar con alguien, pero hay que serlo aún más para cuidarlo y mimarlo sin caer en la sumisión a la otra persona.

Si amas, hazlo con alegría, con coherencia y con pasión, pero no pierdas el norte de tu vida.

Si no has amado, no amas en este momento, o la persona que tú quieres no te corresponde….sufre lo justo y necesario, no pierdas el tiempo pensando en lo que no tienes o en quien no te quiere. El corazón es el único instrumento que no se puede ni se debe forzar, y hacerlo sería engañarnos a nosotros mismos. No te castigues por lo que no tienes o no sientes, y empieza a disfrutar de todo lo que la vida te ofrece, quizás mañana sea tarde"

lunes, 6 de febrero de 2012

Enredo


Necesito que mi olvido se enrede con tu indiferencia, que jueguen a ser amigos… No hacen falta explicaciones cuando los pasos caminan hacia lugares diferentes.

Necesito que el aire oxigene mi cabeza y se vista de gala cuando llegue a mis pulmones… No hace falta calma cuando la libertad abandera la expresión de emociones.

Necesito que mi silencio se enrede con tu ausencia, que corran hacia el abandono… No hacen falta palabras cuando el adiós es gritado por el egoísmo de la soledad.

No necesito saber... ya no quiero tener tiempo.

miércoles, 1 de febrero de 2012

¡¡¡Buenos días, febrero!!!


Me he despertado con ganas de sentirte, de salir corriendo por tus días y de pasear por tus atardeceres… Quiero que ese día de regalo con el que cuentas este año clausure un bonito mes.

Veintinueve jornadas tendremos para celebrar el día mundial de lucha contra el cáncer, para vitorear el día del amor, para recordar que no permitiste que en tu mes se diera un golpe de estado y para gritar a los cuatro vientos, el día 28, que siento orgullo de ser de una tierra coloreada de cal y esperanza; sembrada de espigas doradas y de personas luchadoras, comprometidas y con ilusiones siempre renovadas.

¿Sabes? anoche, después de un día bastante ajetreado, abrí la caja de latón que, en su vida anterior había albergado carne de membrillo, y comencé a buscar algún que otro retal para que mi pasado estuviera, en cierta medida y sin excesos, presente y guíe a mi futuro a no cometer tonterías varias que hacen que el camino se ponga cuesta arriba cuando menos te lo espera.

Buscando y buscando, entre tanto retal, encontré mi presente. Madrugador, actual y sin pereza. Ese que día tras día me acompaña de la mano, por suerte para mí.
Sin malas intenciones, mi presente, me da un poco de ceguera. Es tan iluso que me arrolla, se alía con mi corazón, que es otro tontorrón, y ya está el dúo montado.

Mi presente no entiende de tibiezas, no está preparado para estar a medias, no quiere tonos grises en su paleta de colores, no sabe darse de forma racionada…

Mi pasado, alumbrado por algún que otro tropezón, le aconseja en muchas ocasiones -no te des tanto, que la gente se aturrulla. Tu transparencia siembra envidia ante el egoísmo disfrazado de bondad, no lo ves, pero así lo he vivido-.

Mi presente asiente y piensa que la teoría es fantástica, pero…la práctica la catea en demasiadas ocasiones, jejeje Así es, no puede ser de otra manera, la pasión le puede y olvida el daño rápidamente para sumergirse en otro mar de sueños. Zambullirse en la ilusión es un reto continuo que lo mantiene vivo.

Algunas veces pienso en una frase que leí y que tengo presente en más de una ocasión, y dice así “Tantos juguetes en el mundo, y la gente escoge los sentimientos”

¡Mi presente es sinónimo de sentimientos, cuiden de él!

¡Aquí me tienes, febrero! Mi presente viene conmigo. Mi pasado intentará guiarme, no sé si lo conseguirá, y mi futuro compra un libro en blanco para que quede constancia de él cuando ocupe el lugar del pasado.




jueves, 12 de enero de 2012

Entre piedras tendrás que florecer...

                                                                                Foto que hice una tarde cualquiera

Quedó el beso prendado en los labios del olvido; el abrazo en la percha de tu abrigo; la sonrisa en la cara del descuido y las manos abatidas sin alivio…



La ausencia paseó por aceras y pasillos. Buscaba el desconsuelo de la mirada tu brillo, de tus manos el anillo, del viento el molinillo…


La distancia cuidó de barrer los gestos de cariño. No reparó el silencio en gritar sin sentido, latía el corazón a descompás sometido…


Entre piedras tendrás que florecer. Así quedó prometido…