viernes, 30 de agosto de 2013

Impaciente, nerviosa, feliz...


Me hallo aquí, impaciente, nerviosa, feliz... Decido escribir estas líneas para calmar un poco el ansia de cruzar mi mirada con la tuya. Llegado ese momento me sentiré protagonista principal de aquella frase que Bécquer nos dejó de regalo "El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada", mírame al verme y sentirás que mis besos se agolpan en mis pupilas...

Ni el propio Shakespeare podría describir, a modo de verso, este momento que, desde que te fuiste, guardo para ti... "Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras" Las palabras se harán hechos y celebraremos por todo lo alto el tiempo de espera...

Y claro, con este paréntesis veraniego sin cruzar miradas-besos, no he dejado de pensarte ni de sentirte, por lo tanto me sumerjo en la frase de Borges y siento que "Uno (en este caso una) está enamorado (a) cuando se da cuenta de que otra persona es única"...

El tren está a punto de llegar a su destino, estación "Mis brazos"...te espero como al principio, impaciente, nerviosa y feliz... "En un beso, sabrás todo lo que he callado" regalo de Neruda que yo me encargaré de hacerlo realidad!

                                                                                                                                                      ILY ;)


4 comentarios:

melek dijo...

Madre mia que bonito, cuanto pensamiento expresas. Se feliz te lo has ganado y por fin tú recompensa te ha llegado. Un abrazo enorme

Mary dijo...

Si estas feliz doblemente bonito.

Un besazo Lola.

;o))

Lola dijo...

Melek!Muchísimas gracias, guapa!

Un besazo enorme

Lola dijo...

Así es, madrina!

Mil gracias!!!

Un beso enorme!