miércoles, 15 de abril de 2009

¿Beber o degustar?


Caía la tarde y las sombras de las pequeñas y grandes casas empezaban a inundar de claroscuro el pueblo encantado donde vivía Sofía. Bajaba la pronunciada cuesta, empedrada y céntrica, que la conducía hasta la cafetería de su siempre amigo Julián.
Caminando plácidamente y degustando cada uno de los segundos que pasaban sobre ella, no estaba dispuesta a malgastar su preciado reloj de la vida. Saboreaba el momento como si de una buena copa de vino se tratase, bebiendo sorbitos intensos del licor que año tras año había logrado cosechar.

-Buenas tardes Julián, ¿cómo te ha ido la jornada?
-Pues, ya sabes, el día tiene ciertas horas en las que estás a tope y otras horas en las que te da tiempo a recoger un poco, pero bien, la verdad es que no puedo quejarme. Trabajo y más trabajo.
-Oye!! ¿has visto el anuncio de la Coca-Cola?, menudo mensaje el que da Josep a Aitana. Me dejó fascinada la cantidad de verdades que se dice en tan corto espacio de tiempo.
-Lo vi, pero sinceramente no le presté atención, mí día a día no da tregua a detenerme en anuncios ni mensajes, no tengo tiempo ni de escuchar el silencio, vamos que podríamos decir que me bebo el tiempo.
-Julián, hay que saber degustar el tiempo, no merece la pena beber sin saber a que sabe lo que estás bebiendo. El reloj en el que estamos encuadrados de un momento a otro puede dejar de funcionar y en ese preciso instante se termina el tiempo que teníamos concedido desde que naciéramos hasta el momento del ocaso.
Mi consejo, viejo amigo, es que disfrutes de esos momentos con las personas que te rodean y te quieren, que saques partido a todo lo que te hace feliz y exprimas al máximo la cuenta atrás que empezaste hace algunos años. Y como dijera Josep a Aitana “No te entretengas en tonterías que las hay y vete a buscar lo que te haga feliz que el tiempo corre muy deprisa”.

Seamos unos privilegiados del tiempo, degustémoslo en vez de bebérnoslo.

8 comentarios:

mari dijo...

Lola,yo he visto el anuncio de la coca-cola,y que verdad mas grande,hace tiempo que tome una decisión y creo que fue la más acertada,vivir el momento,y te aseguro que soy mucho mas feliz,disfruto de mi familia al máximo,comparto con mis amigos momentos indescriptibles y además de todo aunque sea un minuto,una hora me obligó a mi misma a compartirlo conmigo a solas y es genial.

Lola te aseguro que no hay nada mejor que "DEGUSTAR".

Un besazo.

AdP dijo...

¿Comer sin apreciar los sabores? ¿Leer un libro sin entender lo que en él se escribe? ¿Un cruce de miradas sin buscar en el fondo de los ojos de quien tenemos delante? Has dado en el clavo.

Un saludo.

el sevillano minúsculo... dijo...

Degustar, degustar, degustar...
Claro que sí!!!

Está demostrado incluso científicamente... ¿sabes?

Cuando el cuerpo humano realiza un ejercicio por encima de sus posibilidades (haciendo deporte, por ejemplo) y una vez pasados esos 12-15 min. desde el inicio de la actividad hasta la quema de ácido láctico; solo entonces es necesaria la ingesta de azúcares y sales minerales (cualquier persona que practique deporte lo sabe)...
Pues bien, se acaba de demostrar que el cuerpo humano es tan asombroso que, pasado ese tiempo y en espera de una ingesta de azúcares o sales minerales como antes comenté, mediante mensajes neuronales, el cerebro prioriza sobre el sentido gustativo...

¿Sabes para qué? Pues para que, en el mismo momento que se toma azúcar, por ejemplo, el gusto sea tan intenso que solo esa sensación le baste a nuestro cuerpo para saber que estamos reponiendo energía...

Es decir, incluso en actividades límites el cuerpo instintivamente DEGUSTA!!!

Querida Hermana, hermosa metáfora de algo tan necesario como el saber embriagarse de vida...

Precioso, preciosa...

salmorelli dijo...

Gustar e intentar degustar es todo un dilema que se dilata en el tiempo sin aparente solución alguna, para degustar y saciar el ansia es mucho mejor hacerlo sorbo a sorbo, sin prisas y sin precipitaciones. Asi puedes apreciar y valorar su sabor, y además seras capaz de reunir fuerzas suficientes para seguir aguardando, en trance de una dulce y a su vez irresistible calma, que te arrastra para volver a saborear lo que de veras de gusta y ansías. ¿o no? , como te gusta, me gusta o le gusta, estas, estoy o esta dispuesto a esperar para que no se termine nunca. Saborea la vida en el momento y minuto que te llegue.

Lola dijo...

Hola a tod@as, gracias por vuestros comentarios;


Mari; me alegro de que tomaras esa decisión, es la única forma de vivir más intesamente.

AdP; ¿escribir sin sentir?, ¿vivr sin amar?, ¿andar sin tropezar?, pero ¿qué vida es esta?. Gracias

Hermano; gracias por tu clara explicación. Embriaguémosno del presente y vivamos intensamente cada minuto. Lo demás con el izquierdo por delante...

Maestro; degustar, saciar, sorbo, sin prisas, apreciar, valorar, aguardando, calma, ansías,... seguiré esperando...

Un beso grande

Natalia Astuácas dijo...

Lolitaaaa holaaaaa ya estoy de vuelta, gracias por tus mensajes de despedida y ahora de bienvenida. Espero estés muy bien.
Yo aquí bien, vine a saludarte y leerte.
Me gustó tu post, se acerca y por mucho a mi forma de pensar... degustar el tiempo en lugar de beberlo aunque a veces se nos hace una difícil tarea.
Cuidate mucho, besitos para vos.

Lola dijo...

Hola Natalia, me alegro de tu vuelta y de que sigas bien. Degustemos los momentos...

Un beso grande

mari dijo...

Lola te prometo que este escrito tuyo lo he degustado hasta desgastarlo,por favor publica otro que tengo ganas de degustar cosas nuevas...
¿Lola, sigues la hosteria?

Muchos besitos...