domingo, 5 de octubre de 2014

...y no se me quita esta manía de quererte tanto!!!


¡Qué afortunadas somos Claruki! de nuevo la vida te regala un añito más y a mí, sin dejarme atrás, me regala tu dulce e interesante presencia en mi camino. Ni te imaginas lo importante que han sido estos cinco años para mí, pasa el tiempo y ¿sabes? no se me quita esta manía de quererte tanto, ¿qué me has dado chiquilla? Jejeje

Este año, como todos los anteriores, quiero dejarte un mensajito para cuando sepas leer, perdona, para cuando sepas leer del todo, porque el jueves, mientras estabas sentada en mis piernas, pude comprobar que ya te falta muy poquito para adentrarte de lleno en el interesante mundo de la lectura, ¡qué lista eres pequeña! El año que viene, si Dios quiere, podrás leer todas estas cosillas que te he ido escribiendo a modo de regalo (no material) de cumpleaños ;)

Hoy me centraré en una palabra mágica que si le das uso serás una persona, como dicen por aquí, "hecha y derecha", "de los pies a la cabeza", "muy en condiciones", es decir, como deberíamos ser todos los que habitamos en este mundo, y esa palabra no es otra que la de RESPETO. Y para que la entiendas bien te lo explicaré a modo de cuento:

Imagínate por un momento que vas a un colegio y todos alumnos y alumnas son animalitos, entre ellos un palomo, una trucha y una liebre, y están decidiendo las materias que darán durante el curso...

El palomo considera que debe haber clases de vuelo, la trucha clases de natación y la liebre exige que la carrera no se olvide y se incluya dentro del programa, de esta manera cada animalito dice la materia que quiere que se imparta. Pues nada, si esto se lleva a cabo, cada uno en su especialidad tendría una nota excelente, el palomo volaría y volaría sin parar, la trucha nadaría de forma magistral y la liebre correría casi sin rozar el suelo, pero ¿¿¿qué pasaría si cada animal tuviera que llevar a cabo todas las disciplinas???
¿Podría un pez volar o correr fuera del agua?, ¿el palomo podría bucear? y la liebre ¿cómo se las apañaría para volar?...

Ya ves, un poco complicado todo por no decir imposible. Llegado a este punto nos damos cuenta que todos somos diferentes, cada persona tiene una serie de virtudes y una serie de debilidades y que no podemos obligar a nadie a que piense, sea o haga las cosas como nosotros sabemos hacerla, lo único que podemos conseguir con ello es que esa persona sufra por no poder conseguir lo que estamos exigiendo y por no hacer lo que realmente le gustaría.

¿Sabes cariño? El respeto es tan importante como el aire que respiramos, debemos respetar a las demás personas con sus capacidades y con sus limitaciones, nadie es mejor ni peor por hacer una determinada cosa, simplemente es diferente.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado!!! Ahora te toca disfrutar de tu día de cumple y pasarlo en grande con todos tus amigos y amigas.

Amorcillo, eres una niña sin igual, dulce, comprensiva, loquilla, creativa y soñadora pero a la vez consciente de la realidad. Con cinco añitos aceptas un no como respuesta tras una explicación clara y simple.

¡¡¡Muchísimas felicidades preciosa, te quiero con locura!!! Mis mejores deseos, hoy y siempre, y que cumplas muchos más.

Un besazo enorme, de esos que tanto me gusta darte...jajajaja


4 comentarios:

Mary dijo...

Es el mejor regalo que le has podido hacer, le has regalado la palabra que abre todas las puertas en la vida EL RESPETO esa palabra sumada a otras que tu te encargas dia a dia a enseñarle como es el AMOR la AMISTAD y muchas más...Muchas felicidades a esa princesa pelirroja que te roba el corazón cada día...Muchos besos para las dos. <3

Lola dijo...

Muchísimas gracias guapa!!! Un besazo enorme ya vuela para ti!!!

ISABEL MARIA FERNANDEZ DURAN dijo...

Lola, qué suerte poder leerte!!, la verdad es que hacía tiempo que no entraba en tu blog pero esta mñn me he decidido y estoy encantada.... Preciosas palabras para tu princesita, por supuesto, pero también para todo aquél que quiera sentir como tú lo haces. Gracias bonita!!!

Lola dijo...

Isa, muchísimas gracias por tus palabras y me alegro que te gusten mis escritos.

Recibe un beso enorme, de esos que hay que cerrar hasta los ojos! jejeje