miércoles, 7 de julio de 2010

Mi querida Dory


Por muchas veces que vea “Buscando a Nemo” no me canso. Aunque de forma cuidadosa tiene pinceladas infantiles, considero que el eje central de la película es muy maduro. Pone en evidencia, a través de sus personajes, la vida misma.
Cada uno de estos seres animados actúan siendo frutos de sus circunstancias, interpretan el papel de su vida y siguen la corriente que más le gusta, la que no le queda más remedios o la que quieren aparentar…escenarios habituales en nuestro día a día.

Si tuviera que elegir un sólo elemento, personaje o escenario de la película me quedaría con Dory, sin lugar a dudas. Es fantástica en todos los sentidos, me gustaría ser como ella o rodearme de muchas como ella, y os diré el porque;

- Es una amiga que aparece en el momento preciso y a la hora exacta, sin necesidad de ser llamada y sin pereza alguna.
Marlin es un pez viudo torturado por la fatalidad, pues una tragedia le despojó de los hermanos y de la madre de Nemo, dejándolo sometido a la vulnerabilidad y a merced de los miedos. Para colmo pierde al único hijo que le queda y cuando peor estaba aparece Dory.

- Su forma de vivir la vida. Le contagiará a su amigo Marlin otras formas de pensar y le inculcará valentía y fuerzas para no rendirse ante las tempestades. No hay nada mejor que arrancar una sonrisa cuando los ojos están inundados de lágrimas, ella lo consigue.

- Positividad. A lo largo de la película se encuentran con miles de desafíos y dificultades. Me fascina de ella la forma de superar los obstáculos, a todo le pone un poco de humor y no ve la negatividad del momento. Cuando tienen que atravesar el campo de medusas lo hace de forma magistral, pasa por encima del problema y para colmo se lo pasa súper bien saltando de unas en otras.
Con ella aprendí lo que significa tener “memoria de pez”, cosa que en más de una ocasión me gustaría tener, así podría borrar los recuerdos recientes que me hagan daño.

Y me quedo con una frase de ella; "Sigue nadando, sigue nadando, sigue nadando,nadando,nadando...."

10 comentarios:

Mary dijo...

Además Lola,si el problema es muy grande grande grande solo tenemos que saber hablar balleno jajajajja,( el idioma de las ballenas ),¿tu me entiendes verdad?

Un besazo :O)

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Lol amiga querida.
Hola. Después de muchas lunas he vuelto.
Ya te contesté el mail con lo del Encuentro Literario.
Ponéme al día con todo sí.
Sobre el post poz zi... esa peli es muy buena, una no se cansa de verla.

Te dejo un fuerte abrazote, cuidate mucho y nos comunicamos.
Besitos y mucha magia en cajones.
Besines.

Lola dijo...

Madrina, pronto estaremos hablando balleno y lo que se nos tercie...queda poquito.

Un abrazo grande

Lola dijo...

Mi siempre querida Nat, me alegra enormemente que estés de nuevo por estos lares. Deseo que participes en el Encuentro Literario, te mando un mail con todos los datos.

Un besazo muy grande, cuidate y sonrie siempre.

Coquito dijo...

Angel, cuanta razon hay en esta entrada,tan acertada,unacosa:Si,ERESCOMO ELLA,que no te quede la menor duda,lei cada parrafo y si,eres asi,ademas,LA VIDA TAMBIEN ES UNA PELICULA y cualquiera que sea el papel que nos toque interpretar,hay quedarle siempre la importancia que debe tener...que vuelen mis abrazos,que vuelen mis besos...cuidate mucho

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Ya casi está listo mi texto para en Encuentro.
ya casi, ya casi...
No faltaré.

Lola dijo...

Querido amigo dueño del lápiz, pincel y creatividad.
Es cierto que la vida es una película, pero lo que no saben (o no quiere saber) algunas personas es que se acaba, deberíamos ser más parecido a Dory, de esa forma seríamos más felicies.

Un abrazo de los más grandes que tengo

Lola dijo...

Nat!!! me alegro muchísimo de que contemos este año, otra vez, con tu genialidad y originalidad.

Besos grandes

Sonia dijo...

Me parece casi increible Lola, encontrarme con este post, hace solo unos días en mi perfil de Face, publiqué un enlace con la imagen de Dory... en el que decía que a veces, a mi también me gustaría ser como ella.
Hoy me cruzo contigo... ya somos dos.
Abrazo al alma y.. SIGUE NADANDO.

Anónimo dijo...

Francamente, el nadar, nadar y seguir nadando...aún no siendo a veces fácil, es la aventura de estar vivo.

Me gustó mucho conversar contigo y escucharte cantar, que por cierto lo haces muy bien. Buenas Vacaciones.