lunes, 19 de julio de 2010

Algo que me gustaría contarte…



Hola cariño, me gustaría contarte algo para que cuando seas mayor leas estás palabras y reflexiones detenidamente en lo que te voy a decir.
No sé si serás del equipo al que tu padre me enseñó a querer, sé que es muy sufrido ser del Betis, pero me gustaría que compartiéramos colores, no sé si te gustará el fútbol, pero hoy quisiera ordenar una serie de conclusiones que he sacado después de que nuestra selección de fútbol ganara su primer mundial.
No me basta quedarme en los hechos de forma fría, me gusta reflexionar y tomar ejemplo de lo que las personas hacen bien en un momento dado para seguir aprendiendo, nunca olvides que somos parte de un todo del cual aprendemos lo bueno y lo malo, pero te daré mi primer consejo, quédate siempre con lo bueno, lo malo no merece la pena y además te resta en tu camino hacia la felicidad.

El primer partido que jugó “La Roja” no resultó victorioso, perdimos por un gol ante Suiza, íbamos de favoritos y resultó toda una sorpresa. Sin tregua alguna perdimos la confianza en el equipo, no pudimos esperar a ver como terminaban los encuentros de la primera fase para bombardear a las personas que nos representaban en el mundial.
De este primer partido saco la primera conclusión, somos personas y como tales fallamos, aunque hubiéramos sido los mejores en competiciones diferentes.
No esperes a que todo te salga siempre bien, pero debes hacer las cosas lo mejor posible, y ten presente que estarás expuestas a miles de críticas, unas de forma constructivas y otras destructivas, quédate con las primeras y deseo que las segundas no te afecten demasiado, emanan de voces envidiosas y con sed de egoísmo.

Pues bien, ese fue el primero, el próximo en retarnos la selección de Honduras, de este tengo que decirte que tu padre fue testigo al presenciar en directo el partido en Sudáfrica. Trajo suerte y ganamos por dos goles, después nos vimos con Chile y volvimos a ganar, con la garantía de que pasábamos a octavos de final, perecía que la cosa iba mejorando, pero aun así no confiábamos del todo en nuestro equipo.

En la siguiente fase nos esperaba nuestra vecina Portugal, ya nos veíamos fuera del mundial, porque en sus filas jugaba un tal Cristiano Ronaldo que daba la imagen de poderoso, pues bien ninguneamos a tal personaje, no se le vio en los minutos jugados y encima supimos hacerle un gol que nos permitió pasar a cuartos.
Segunda conclusión que quiero hacerte llegar, una persona sola no puede ganar un partido por muy buena que sea, para trabajar en equipo todos tienen que aportar su granito de arena. Intenta siempre aportar el tuyo allá donde estés.

Paraguay sería la siguiente selección en medirse con la nuestra en el terreno de juego, volvimos a ganar y ya estábamos haciendo historia. La primera vez que España pasaba a semifinales, claro que tendría que verse la cara con una selección fuerte, Alemania. Todos estábamos muy contentos porque habíamos subido un escalón que parecía infranqueable, pero muy pocos pensamos en que ganaríamos de nuevo, derrotar al equipo Germán era algo casi imposible. Pues lo hicimos, fue un partido elegante por parte de ambas selecciones, un juego limpio el que nos regalaron y el pase a la final del mundial, no nos lo podíamos creer. La noche duró hasta el amanecer festejando un hecho que nos unió a todos los españoles, daba igual del equipo que fueras, ya sólo había uno, la Selección Española “La Roja”.
Tercera conclusión, se hace camino al andar, el respeto se lo gana cada persona en su trabajo a diario.

11 de julio de 2010, final de la copa del mundo, España-Holanda. Clara, este partido fue de infarto, el juego del contrario todo un ejemplo del anti-fútbol, no se pudo jugar más sucio y para colmo el árbitro estaba acostumbrado a esa clase de encuentros… Pero ahí estaba España, no se dejaba llevar por el mal juego de su rival. Se dejó la piel en el campo demostrando en todo momento que era un equipo.
Ambos tiempos se agotaron sin determinar quien era la selección campeona, tuvimos que ir a la prórroga y a falta de algunos minutos un humilde Iniesta, con un gol magistral, nos hizo tocar la gloria con los dedos. Campeones del Mundo!!!!
Cuarta y última conclusión, con humildad, respeto, ganas, esfuerzo e ilusión se puede llegar muy lejos.

Cielo, los sueños hay que perseguirlos con los ojos abiertos porque cuando menos te lo esperes dejan de serlo para convertirse en realidad. Te quiero, nunca lo olvides.

12 comentarios:

Mary dijo...

Se te olvida decirle que aunque parezca extraño en un partido de ftbol, tambien fue magico y triunfÓ el amor,esta victoria fue sellada con un beso de nuestro principe el portero a su princesa la periodista.

MUY BUENA LECCCIÓN LOLA.

FELIZ CUMPLEAÑOS GUAPISIMA:o)

Lola dijo...

Cierto Madrina, es que en mi vida tengo tan presente la palabra AMOR que ya lo daba por hecho, así que lo primero que le diré a esa personita tan maravillosa que la vida sin AMOR es como las comidas sin sal, vamos, que carecen de sabor...
Gracias por recordármelo y felicitarme guapísima.

Un besazo

FALSARIO dijo...

estoy de acuerdo con lo del beso, jejeje que gran comentario.
un abrazo lola me han gustado mucho tus palabras de hoy.

www.falsario.org

Lola dijo...

Pues nada, que vivan los besos!!! y cuantos más mejor, jeje.
FALSARIO, gracias por tus palabras y me alegro que te gustara la nueva entrada.

Un beso grande

Anónimo dijo...

Buena lección magistral, "hermanilla", que en cuatro conclusiones has llegado a lo que me gustaría que un futuro sea mí Clara.
Al empezar a leer creía que se te olvidaba lo más importante, pero ví que al final apareció la palabra que no es otra que HUMILDAD.Gracias a ella y, no me cabe la menor duda, hemos sido Campeones del Mundo. Humildad en el seleccionador español que a pesar de las críticas nunca levantó la voz ni hizo comentario alguno contra los que lo criticaron, humildad en unos futbolistas que a pesar de haberlo ganado todo o casi todo nunca se creyeron superiores y jugaron los partidos como se debe hacer (con buen fútbol, deportividad y buscando la victoria sin especulaciones) y humildad en un páis, el SUDÁFRICANO (con maýúsculas) que ha sabido decir al mundo (principalmente al Occidental) que ellos son tan capaces como otros para poder organizar un evento tan enorme como es el Campeonato Mundial de Fútbol ("chapeau").
Así, estoy totalmente de acuerdo contigo en todos tús comentarios y lecciones e intentaré que mí Clara las aprendas pronto.En cuanto al Bétis, creo que ya conmigo hay bastante, aunque ella será la que en última instancia decida...
Ah, se me olvidaba, casi todos nuestros Campeones tienen algo en comun: son de la década de los 80 y son de pueblo como tú. Enhorabuena Campeona y Féliz Cumpleaños, Besos.

elmustio dijo...

... muy bueno... buenísimo! y felicidades! corazones y sueños... besos!... fútbol... maravilloso!

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Wow, que buenas conclusiones salieron de todo eso.
Que bien amiga.
A veces nos hace falta repasar esos aprendizajes.
Un fuerte abrazote, cuidate mucho.
Beso.
Te quiero.na

Lola dijo...

Querido hermano, la palabra humildad nunca se me podrá olvidar, con ella nos educaron y con ella hemos levando nuestros cimientos como personas.
Tu Clara, sin lugar a dudas, crecerá junto a ese término carente de soberbia porque seguro que tú se lo inculcarás para que su grandeza sea la humildad de sus pasos.
Es cierto que la mayoría de nuestros Campeones son de los 80 y de pueblo, pero para ser grandes del todo debería tener un HERMANO como el que yo tengo.
Gracias por estar a mi lado.

TE QUIERO!!!

Lola dijo...

elmustio, muchas gracias por tus felicitaciones y me alegro de corazón que te hayan gustado mis reflexiones.

Un besazo grande

Lola dijo...

Nat, de todo en esta vida podemos sacar buenas y malas conclusiones. Aprendemos tanto de lo bueno como de lo malo, pero siempre es mejor quedarse con lo positivo y evitar lo negativo, de esa forma nuestra felicidad no se verá afectada.

Un besote, yo también te quiero.

SOMMER dijo...

No te olvides de dárselo cuando sea un poco mayor. Seguro que te hace caso pues los consejos no pueden ser mejores.

Ya sólo queda añadir: VIVA ESPAÑA COHOONES ¡¡¡¡¡¡

Lola dijo...

Muy buenas Sommer, deseo que la muerte me de tiempo de vida suficiente para decirle todo lo que quiero trasmitirle.
Una buena educación en valores es la mayor riqueza que podemos tener.

Y que VIVA ESPAÑA COHOONES!!!! Jajajaja!

Un besito grande