viernes, 5 de febrero de 2010

Cuando todos duermen...

Foto: Clemente Oliveros Mejías
Cuando todos duermen
despierta sueño,
mis ojos cerrados
no pierden el tiempo.

Cuando todos hablan
grito en silencio,
para que nadie opine
de lo que siento.

Cuando todos corren
despacio ando,
carezco de prisas
que no comparto.

Cuando todos ríen,
mi llanto callado,
de nada sirve
pañuelo mojado.

Cuando sola estoy,
acompañada me siento
y cuando apareces tú
compartimos el tiempo.

Y como dijera Carlo Dossi (escritor italiano) ¿Por qué, en general, se rehuye la soledad? Porque son muy pocos los que encuentran compañía consigo mismos.

19 comentarios:

Mírame... dijo...

Qué verdad tiene el escritor en sus palabras... dichoso aquél que se encuentra así mismo y disfruta de su soledad.

Qué bonitos y sinceros tus versos...

...sencillamente precioso...

Besos con apretón incluido.

Draco dijo...

QUIZAS SOMOS POCOS,PORQUE NOS DA MIEDO DESCUBRIR QUIENES SOMOS REALMENTE...LA SOLEDAD ES BUENA EN SU JUSTA MEDIDA Y SOLO CUANDO NOSOTROS QUEREMOS SU VISITA EN NUESTRAS VIDAS.

CUANDO ESTÉS SOLA,YO ESTOY.

UN BESAZO DE LOS QUE SE SIENTEN !!!!

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Lola amiga.
Habla con razón Rosi.

Y es que en nosotras podemos encontrar lo que deseamos para un buen rato solas, la soledad es hermosa cuando se puede disfrutar, incluso podría decir que es muy necesaria, sin embargo, necesitamos de otra(s) personas para escucharnos en el otro, para buscarnos, para crecer, para compartir, para entender diferentes puntos de vista, para hacernos más humanas conociendo la verdad en el/la otro/a.

Un abrazo fuerte, espero estés muy bien y sola encontrés tu propia voz, para que luego acompañada se oigan dos gritos unísonos.
Cuidate mucho.
Magia.

salmorelli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
salmorelli dijo...

La soledad, amiga mía, es propiedad individual de cada persona. Y desdichado de quien no la sienta, o la sienta con desdicha. Es la posibilidad de encontrase consigo mismo y de crecer en espiritu. Bendita soledad.

Lola dijo...

Mírame, me alegro de verla por estos lares, pues la verdad es que el ecritor lleva toda la razón del mundo. Tenemos que ser capaces de encontrar compañía en nosotros mismos y disfrutar de esos momentos de soledad.
Gracias por pasar por este rincón y dejar tu comentario, hacía tiempo que no le veía.

Me quedo con el beso y con el apretón. Yo te mando un beso grande con abrazo.

Lola dijo...

Madrina, considero que no hay peor soledad que mirarse al espejo y no ver a nadie, es la peor de las sensaciones, por eso hay que trabajar a diario para no perder de vista tu mundo interior.
Sé que estas ahí y que lo estarás cuando te necesite. Gracias mil.

Un beso

Lola dijo...

Querida Natalia, cuando hablo de soledad me refiero a la interior de cada persona. Es cierto que todos tenemos necesidad de contar con alguien, pero también tenemos que contar con nosotros mismos, no se nos puede olvidar que existimos.
Una compañía siempre es grata, pero no debemos de aburrirnos cuando esa compañía se marcha.

Un abrazo enorme

Lola dijo...

Maestro, disfrutemos de nuestra amiga "soledad" para sacar lo mejor que tenemos, así cuando estemos acompañados disfrutaremos el doble.

Besos y más besos

Marlene dijo...

La soledad no es el problema, sino la perspectiva que tengamos de ella, cuando es elegida conscientemente, hasta se disfruta.
Cambiaste la foto? Hace rato que no venia por aqui. Te ves muy linda.
Besos dulces.

jeisa dijo...

Supongo que hablas de Carlo Dossi..
Que razón tiene este buen hombre que nos llena de frases increibles ...

----------------------------------

"La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas es evidente."


(Carmen Martín Gaite Escritora Española)

Lola dijo...

Hola Marlene, cierto que debemos de aprender de nuestros momentos de soledad para después disfrutar cuando la compañía nos invite a un café.
No sé a qué foto te refieres, me imagino a la que he puesto en la barrera de la plaza de toros, pero todas formas gracias por lo de linda...
Yo sigo muy a menudo tus historias.

Un abrazo

Lola dijo...

Jeisa, es cierto, me refiero a Carlo Dossi (copié mal el nombre, ya está subsanado, gracias)
Pues sí, Dossi lleva razón en sus palabras, al igual que Martín Gaite, todo en su justa medida...

Un abrazo y gracias por la visita a este humilde rincón.

Juanjo López dijo...

Me quedo con la última estrofa. Hace poco aprendí a disfrutar de la soledad. Disfrutando comencé a conocerme. Y desde ella, la soledad, conozco a l@s demás...

Es la primera vez que comparto sensaciones de lo que te leo, Lola. Prometo seguir... Un buen blog.

sotavento dijo...

Dichosa soledad; tan ansiada como odiada, tan necesitada como inoportuna... y a veces tan imprescindible para saber quienes somos.
Me quedo con ella como buena consejera y fiel amiga, de algo habrá servido su visita cuando se vaya.

Enhorabuena por su entrada, ya espero la próxima! Saludos, una vez más...

Lola dijo...

Hola Juanjo, gracias por tus palabras y bienvenido a este diminuto lugar. Puedes quedarte con las estrofas que quieras y me alegro de tu aprendizaje. En el momento que aceptas tu soledad dejas de estar sólo.

Un abrazo y vuelve cuando quieras.

Lola dijo...

Querido Sotavento, vivimos sumergidos en un mundo de contradicciones, ansiamos algo y cuanto lo tenemos no lo apreciamos. Pues con la soledad ocurre lo mismo. Debemos de valorar todo lo que poseemos, de esa forma cuando se vaya sabremos lo imortante que fue.
Gracias, una vez más, por enseñarme la otra cara de la moneda.

Un beso

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

cuando todos duermen es la mejor hora de estar despierto...

Lola dijo...

Otra vez a viajar al olvido, cuando todos duermen es la mejor hora para deslizarte por la vida y ver los sueños de cerca.

Un saludo